Por María Laura Ranier 

El objetivo principal de la Medicina Oriental radica en la prevención y en lograr el equilibrio del ser. Esta premisa proviene de la idea que la enfermedad surge cuando el ser humano no se adapta al medio ambiente. En occidente, a esto se le conoce como Epigenética.

Mediante disciplinas y técnicas como la acupuntura, moxa, gua sha, y hierbas botánicas se gestionan las emociones, el estrés y se busca el balance en las hormonas y químicos internos del cuerpo para optimizar su funcionamiento. De esta forma, se logra un equilibrio.

Belleza y Larga Vida

La aplicación de la acupuntura y medicina oriental en la belleza y longevidad se encuentran en gran auge en los últimos tiempos ya que se trata de terapias naturales, no invasivas y con resultados sorprendentes a nivel externo e interno.

Si bien la acupuntura es conocida por su efectividad para el manejo del dolor, el insomnio, problemas de peso e infertilidad entre otros, también es efectiva para mejorar la apariencia del rostro.

La acupuntura de rejuvenecimiento facial puede mejorar el aspecto de la piel, reducir las arrugas y líneas de expresión, además de incrementar el colágeno y otros agentes que se involucran en la tonicidad y son responsables de la apariencia juvenil.

Belleza como reflejo de la salud

La salud de nuestro rostro está directamente vinculada con nuestros hábitos. Es decir, la alimentación, la forma de pensar, la actividad física, la exposición al sol, la digestión, tienen un gran impacto en cómo luce el sistema integumentario el cual comprende a la piel, el cabello y las uñas.

Además, en la Medicina Oriental la piel es el órgano vinculado a los pulmones y al intestino grueso. Es decir que si una persona sufre de algún síntoma respiratorio se podría ver una piel reseca o con retención de fluido. Si se sufre de algún síntoma del sistema digestivo, se podría ver una piel con quistes, inflamación, supuración y/o enrojecimiento. La respuesta del sistema depende de la exposición al patógeno, los hábitos, la constitución del individuo y los órganos vinculados al problema. Una vez se obtenga la información de la historia clínica y las preguntas necesarias para un diagnóstico, se atenderá no solo el síntoma visual en la piel sino el detonante, es decir la raíz del problema.

¿Cómo aplicamos la acupuntura para la belleza?

La acupuntura consiste en la inserción de agujas tan finas como el cabello, en puntos específicos en el rostro y el cuerpo. Las agujas son de acero inoxidable, estériles y de un solo uso y se ponen en cierto orden, en una dirección específica y a profundidad determinada para crear una red de activación celular que permite gestar los cambios deseados.

Los puntos de acupuntura se encuentran en su mayoría sobre meridianos. Estos canales son vías de comunicación que promueven la circulación profunda y periférica de áreas, tejidos y órganos según su combinación. Cuando se aplica la acupuntura, lo que ocurre es una activación del mecanismo de reparación del cuerpo cuyo objetivo es promover el crecimiento y regeneración celular que a su vez promoverá la producción de colágeno y elastina.

Un tratamiento de acupuntura de rejuvenecimiento facial se acompaña de un protocolo para la constitución del paciente. Es decir, si un paciente suele retener fluidos, se agregarán ciertos puntos en el protocolo para regular el metabolismo de fluidos y esto permitirá que el cambio se mantenga y resulte a nivel sistémico.

Adicionalmente, se ofrecen sesiones en las que se utiliza el gua sha y rodillo de jade o cuarzo como herramienta para tonificar los músculos faciales y drenaje linfático. Se recomiendan dos sesiones por semana por 5 a 8 semanas dependiendo de la edad y salud de la piel para lograr una apariencia luminosa y rejuvenecida.

Rutina en casa

En la clínica se pueden adquirir diversos productos para que el paciente continúe su transformación en su hogar, como ser el derma roller (rol dermal), es un rodillo con micro agujas que promueven colágeno y micro circulación; rodillo de jade o cuarzo cuya función es desinflamar y descongestionar la piel y el Gua Sha para tonificar los músculos faciales.

La satisfacción más grande es observar la transformación interna que se luce en la piel. Allí se puede confirmar que se ha logrado el balance preciso. Para consultas envía un correo electrónico a consult@drmlaura.com o enviar un WhatsApp al número (001)-786-220-1415 o visitar el website www.drmlaura.com

Maria Laura Rainer es doctora en acupuntura y Medicina Oriental certificada por la Junta Nacional de Acupuntura y Medicina Oriental en USA (NCCAOM). Asimismo, cuenta con una Maestría en Herbología, Medicina Oriental & Acupuntura. ¡La medicina integral y el coaching holístico son su pasión!

Con más de 15 años de experiencia clínica en diversas disciplinas, Ranier siempre ha buscado la integración de la mente, el cuerpo y la emoción en su práctica a fin de promover la plenitud y la salud a nivel holístico.