Según el experto, “Hay demasiada preocupación en la mente de las personas con respecto al futuro de lo que vaya a pasar, al estar sometidos a situaciones de estrés y posterior ansiedad, la respuesta de nuestro cuerpo es liberar la hormona de cortisol que produce la aparición del acné”. El dermatólogo señala que, si no se controla, este tiende a reproducirse y expandirse.

Otros factores que desencadenan la elevada producción de acné se debe al cambio en la alimentación. “Por la cuarentena algunas personas tienden a caer en desórdenes alimenticios y comienzan a consumir productos derivados de la leche como el queso, el yogurt, la mantequilla, los jugos lácteos, dulces y chocolates que ayudan al aumento de producción de acné en la cara”.

Leer también: Siete trucos de belleza caseros para cuidar tu piel y lucir radiante en año nuevo

El estrés también conlleva a que las personas se manipulen con las manos o con los dedos las lesiones de acné en el rostro, eso genera una diseminación de la bacteria y produce escoriaciones que con el paso del tiempo pueden ser difíciles de eliminar. Por eso, la importancia que en este periodo de tiempo mientras se desarrolla el acné no toquemos nuestra cara.

¿Qué recomendación debo seguir?

Estas recomendaciones te ayudarán a no recaer en el acné y sobretodo disminuir el estrés y la ansiedad en estos tiempos.

-Respeta las 8 horas de descanso diario

-Evita consumir alimentos derivados de la leche de vaca y algunos carbohidratos (pan, galletas, tortas, biscochos).

-Busca formas de meditación para tranquilizarnos

-Aumenta el consumo de frutas, verduras y de agua

-Tener una buena higiene facial, lava tu cara a diario con productos ideales para las pieles grasas.

-Evita los multivitamínicos, especialmente los derivados del complejo B.

-Usa bloqueador solar en el día y en la noche no olvides aplicar un astringente o crema antiacné formulada por tu dermatólogo.

-Eleva la práctica del deporte en casa mínimo 30 minutos diarios. Esta actividad contribuye en el bienestar interno de cada individuo y reduce el estrés.

El médico dermatólogo recomienda que le demos valor a los alimentos naturales, como el pepino, el aceite de oliva, la miel de abejas, la papaya, el aguacate y el azúcar. “Estos ingredientes naturales le van a aportar nutrientes oligoelementos, proteínas y vitaminas a nuestra piel”.  Por último, las mascarillas también son recomendables para la exfoliación e hidratación de nuestro rostro.

Usa avena molida, miel de abejas y azúcar morena. Para las personas que son de piel seca es ideal adicionar un poco de aceite de oliva o aceite de almendra.

Diluye en un recipiente estos alimentos y con la yema de los dedos pásalos por tu rostro o en la zona afectada por el acné, deja actuar la mascarilla por algunos minutos y retira con agua. “Recomiendo no hacer presión ni hacerla más de una vez a la semana, porque puede que se lastime el manto hidrolipidico, que es el manto de protección de nuestra piel”, asegura el dermatólogo.

 

 

Por: MSN